miércoles 20 de septiembre del 2017

Diseño Web Pyndoo

Está en: Portada / Editorial / Lanzarote, contra las cuerdas

Lanzarote, contra las cuerdas

La manifestación contra el maltrato animal recorrió las calles inaugurando el mes de abril. Pocos días después casi cien animales humanos protestaban por los delfines encarcelados en Puerto del Carmen. Un sonido extraño empezó a sentirse en la isla. Como el llanto inconsolable de una sirena. Como lágrimas de volcán cayendo  a las entrañas de la tierra.

Lejos de concienciar al resto de habitantes de la isla la cosa se complicó en los días siguientes. Un maltratador pudo recuperar al galgo que había dejado medio muerto semanas antes por el sobreseimiento de la Justicia, con más cataratas que nunca.

El mismo día de la protesta por el delfinario aparecía en Arrecife una maleta que iba a timonear el futuro de la capital de Lanzarote. En ella apareció un gato con una herida en la cabeza que le supondría perder un ojo y casi la vida. El sonido ya se escuchaba en toda la isla. Procedía, aún sin saberlo, de nuestras conciencias,  la podredumbre de  nuestras almas sonaba a eso. Y lo escuchábamos por primera vez.

El sonido atravesó muchos kilómetros. Y despertó a un ser que entendió lo que estaba pasando. Y su despertar fue imparable. En minutos se plantó enfrente de la costa arrecifeña y ya no lo dudó. Quiso hacer todo el daño posible a los humanos que tanto daño hacían. El sonido de la venganza.

La isla quedó arrasada aunque poco se perdió ya. Había muerto muchos años antes. Entonces llegó el silencio, más que merecido.

 

Imagen: Sergio Blanco

Citar este artículo en tu web o blog

Para crear un enlace apuntando a este artículo en tu web,
copia y pega el texto siguiente en tu página.




Previsualización:

Lanzarote, contra las cuerdas
Sábado, 08 Abril 2017

Noticias de Lanzarote agradece su atención