sábado 22 de julio del 2017

Diseño Web Pyndoo

Está en: Opinión

Opinión

El/la escribiente australopiteco de Cándido por Miguel González

El alcalde de Arrecife ha descubierto finalmente una ocupación de dudosa rentabilidad para alguno de los numerosos “asesores” (singular denominación que el primer edil utiliza a la hora de designar a los veintisiete enchufados de PP-PIL-PNL en el ayuntamiento capitalino), cuyos sueldos abonan vía impuestos los ciudadanos de la capital: redactar un artículo de opinión donde se recogen las inquietudes, obsesiones y paranoias de Cándido Reguera sobre la tarea opositora del PSOE.

La realidad como desafío por Myriam Ybot

“El suelo y el territorio, ejes operativos de la ordenación territorial y urbanística, se prestan como anillo al dedo a un tipo de comportamientos corruptos en los que la virtud del civismo brilla por su ausencia. No es extraño encontrarse en este campo, cuanto menos, a determinados promotores, determinados constructores y determinadas autoridades montando un estrecho círculo en el que, a cambio de contraprestaciones nada confesables, el interés general es desdeñado y sustituido por el interés particular”.

La isla hollada

Mapa de Lanzarote de Torriani, siglo XVIHace cierto tiempo hacíamos referencia a la tomadura de pelo que significaba la utilización de las bajas médicas en las instituciones insulares para no trabajar y seguir cobrando de todos nosotros. Nada nuevo bajo el sol.

Por qué nos vamos - apunte de JM Soria

El PP de Canarias ha dado por finalizado el pacto de gobierno iniciado con CC en julio de 2007. Un pacto que ha funcionado razonablemente bien. Y, además, en medio de dificultades económicas extraordinarias. Han sido años intensos y difíciles. Pero hemos hecho lo que se debe hacer en tiempos de crisis. Hemos recortado el gasto público, sin disminuir los servicios esenciales. Y cuando los tiempos aún lo permitían, disminuimos los impuestos. Y, más tarde, evitamos subirlos.

El 'enroque' de Soria (Opinión)

¿Jugada maestra? El movimiento por sí mismo no gana una partida, pero ha sido una jugada de quien sabe jugar. Nadie juega a perder - por definición- y si no se puede ganar, el que juega a ganar y no puede ganar, va y se 'enroca'.

La desorientación del PSOE en la oposición por Cándido Reguera

La gestión con la que el PSOE ha afrontado últimamente dos temas de gran relevancia pública para Arrecife, como son la mejora del transporte urbano de guaguas y el concierto de Alejandro Sanz, del que ahora se destinarán más de 100.000 euros a asociaciones de carácter social, sin duda demuestra la desorientación y la falta de reflejos con la que el PSOE está actuando en su papel de oposición a este grupo de gobierno de Arrecife.

Ruptura Pacto.- Rotos, pero unidos

Menos de 24 horas después del anuncio oficial del cese de la colaboración mutua entre el PP y CC en el Gobierno de Canarias, la ruptura no se dejó translucir ni en la actividad del propio Ejecutivo regional ni en las tareas parlamentarias de los ya ex socios.

Camino a la desesperanza

Un análisis somero de lo que nos rodea lleva de forma ineludible a la desesperanza. En el Gobierno Regional se ha roto lo que había, si es que había algo. Unos y otros llevaban meses tirándose piedras, practicando el tiro con arco con las gaviotas. Ha llegado una excusa y el PP la ha aprovechado, ha salido volando.

Parlamento.- Con el móvil (y la mosca) en la oreja

No ha sido un buen día para los debates en el salón de plenos del Parlamento de Canarias, donde ni la práctica totalidad de los diputados ni los periodistas que cubren las tareas de la Cámara estaban pendientes de lo que se debatía en el hemiciclo.

Puertos y pelotazos por Rafael Muñoz Abad

Puertos y pelotazos por Rafael Muñoz Abad

¿Cuál es el puerto más grande el mundo?. La pregunta brinda varios candidatos a modo de respuesta. Por extensión podría ser Rotterdam, por volumen  Shangai o Singapur. Pero por espacio libre es el de Santa Cruz de Tenerife. La desolada estampa portuaria que ofrece el puerto capitalino en constante estado de hibernación, salvo por el florecimiento en forma de cruceros, en medio de un perpetuo otoño portuario, y sus turistas que poco o nada gastan más allá de un fastfood, un café, y una baratija, es algo sobre lo que se debería reflexionar. Triste paisaje de un puerto que parece agonizar; que refleja el esqueleto que diría Unamuno de su actividad portuaria. Más allá del obligado tráfico interinsular; apenas una docena de movimientos diarios; dos o tres buques que hacen escala para tomar bunker; los portacontenedores y buques roll-on roll-off que son nexo con la península [vía Las Palmas]; y algún buque tanque fletado, poco más hay que ofrecer. Desde hace unos años, poco a poco han ido desapareciendo los grandes portacontenedores oceánicos de nuestro puerto. Su escala canaria se ha trasladado a Las Palmas; donde los contenedores son redireccionados a Tenerife en feeders; que es como se denomina a los buques contenedores de corta distancia, que comunican una gran terminal con un puerto menor; con el consiguiente aumento de costos para los productos; el enriquecimiento del tejido portuario de Las Palmas; y el  empobrecimiento del nuestro. Con la intención de evitar dar carnaza a la tropa ávida del pleito insular, y ciñéndome exclusivamente a gestiones portuarias, la comparación con el vecino rico [en términos portuarios], que representa el Puerto de La Luz y Las Palmas es demoledora. Lo afirmo, tenemos el puerto más grande del mundo. ¿Entonces, cual es la razón para imponer otra instalación portuaria a escasos kilómetros de Santa Cruz de Tenerife? . La única respuesta que entreveo es la especulativa; ya que la portuaria es de una claridad aplastante. La estrategia de los proclives al nuevo puerto, ha logrado correr una tupida cortina sobre el abandono que sufre el Puerto de Arinaga. Refugio de buques embargados y abandonados. Puerto que a día de hoy, no refleja actividad comercial alguna; y es que la situación es similar a la que nos planteamos; un segundo puerto al sur del principal. ¿Por qué la opinión pública no conoce tal información?, otra pregunta más para la clase política que nos gobierna. Para los que empuñan la espada del Puerto de Granadilla como condición sine qua non para el desarrollo de la zona sur, les planteo las siguientes preguntas. ¿Si el monocultivo sureño es el turista de clase media baja de los suburbios de Manchester, Birmingham, o Dublin?, ¿por qué razón no se estudia una ampliación del Puerto de Los Cristianos [ese sí que se ha quedado pequeño], para dar atraque a cruceros y buques de pasaje, que den un soplo de aire fresco, y revitalicen la actividad económica en la zona sur?. ¿Con un tráfico pírrico de contenedores, y a las estadísticas de Puertos del Estado los remito, bajo que pretexto se justifica una segunda terminal de contenedores? . ¿Si se argumenta que las explanadas capitalinas dedicadas al almacenaje contenedores se han quedado pequeñas, por qué no se estudia y plantea una ampliación del puerto de Santa Cruz?. Los argumentos que esgrimen la creación de puestos de trabajo, más allá de su veracidad, que no la pongo en duda, me parecen perversos y manipuladores. Por esa misma razón, y para paliar el paro en el archipiélago, podríamos justificar cualquier otra obra pública. Es cierto que el Muelle Sur pertenece a otra era portuaria. Se trata de un dique angosto, sin grúas, y que vio sus días de gloria con la carga general y la emigración. Atraque inservible para los buques portacontenedores; hoy mal viviendo gracias a las llegadas de los cruceros; cuya “mercancía” no necesita grúa alguna más allá de los Mercedes que les esperan. Entonces nos queda el Dique del Este, Ribera, y la terminal de Los Llanos como el verdadero puerto tinerfeño; donde se descargan graneles varios, y contenedores respectivamente. Desde luego, es muy cierto que ambas explanadas de contenedores son reducidas, que no ampliables, caso del Dique del Este. Aunque también no es menos cierto, que rara vez las he visto al límite de su capacidad. Por lo tanto, y tirando de silogismo, ¿si no se termina de cubrir el cupo de contenedores en Santa Cruz, para que más puerto?. Para mi vergüenza como profesional, un vivo estibador de San Andrés me expone de modo chulesco, el abanico de artimañas con el que contaban para retrasar la carga, y así cobrar otra mano más de estiba; jactándose de la estrategia para sacarle más dinero a la naviera o a la consignataria que la representa. Señores, ¿qué más les puedo decir con tales afirmaciones?. Aún recuerdo los buques de la Safmarine sudafricana; de la Deutsche Afrika Line; o de la MSC esperando hasta 18 horas por un retraso en la estiba; independientemente de que tuviesen o no atraque disponible. También empiezo a comprender por qué estos buques emigraron al Puerto de Las Palmas. Así que de momento, y ya finalizando la reflexión, me temo que sólo sigo vislumbrando razones especulativas. ¿No será, que la construcción del puerto escuda una estrategia para competir con el Puerto de La Luz y Las Palmas? . Si así es, sería cuando menos algo realmente surrealista y ridículo. Guste o no, y aprovechando el juego de palabras, el Puerto de la Luz está a años luz del titular santacrucero en muchas de las facetas que quieran comparar. En resumidas cuentas, el Puerto de Las Palmas juega en otra categoría. Así que ruego se esgriman razones justificables, o al menos serias, para argumentar un proyecto que presume de un movimiento de 400.000 TEUS anuales; cuando Puertos del Estado refleja para el mes de enero de 2010 un movimiento de 26888 TEUS en Santa Cruz de Tenerife. Extrapolen la cuota mensual a un valor anual, y ni de cerca se aproxima a las cifras que pretende defender el Puerto de Granadilla. ¿Cómo se justifica un aumento del trasiego de crudo, si el campo de boyas de Santa Cruz apenas recibe diez super-tanques al mes? . ¿Cómo se justifican los 150.000 vehículos y carga rodada, cuando diariamente la mitad de las rampas roll on roll off del puerto santacrucero están sin ocupación? . Así podríamos estar un buen rato, pero contra la cultura de la especulación y el pelotazo, desgraciadamente da igual lo que se argumente, y ni las urnas nos quedan.

No me hables del PIOL

Publiciad del PIOL del año 1991 (Jable)En el año 1991 entraba en vigor el Plan Insular de Ordenación de Lanzarote (PIOL). Desde entonces nos hemos familiarizado en demasía con aquello de aprobaciones iniciales y definitivas, modificaciones puntuales, desclasificaciones de suelo y camas, Planes Parciales y estándares, revisiones parciales, modificaciones de anexos de revisiones parciales, plazas, adecuación a los cambios en las diferentes normativas, influencia sobre los Planes Generales de cada municipio y la concesión o no de determinadas licencias y, sobretodo, con los famosos cuartos de aperos.

¡Vaya genios, Torres y Rivero…! por Ramón Pérez

El Sr. Torres, Don José, Alcalde (por ahora…) del noble pueblo de Haría, se ha enmarañado de tal manera con lo de la “titularidad” `por Haría de los Centros de Arte y Cultura del Cabildo Insular (“CACT´s”) que el hombre no escapa ni con “tarros de leche”. Anárquicamente  se explaya a diestro y siniestro, sin entender, el desacertado, que con el principio de legalidad no se puede ser tan teatral ni tan engañabobos.  Sabe, le consta, que su pelotera no tiene solución, que es irreversible, que no ganará el litigio. No tiene evidencias legales  que amparen  su confundida y latosa monserga. El pobre hombre confunde “arrendamiento” y “desahucio”, con cesión del “uso” de  solares, que fue lo que se decidió en un Acto Administrativo consentido y firme  en  el Ayuntamiento de Haría en 1957 y eso ¡va a misa!. En cuanto al chiste  del “alquiler de los terrenos” que el Alcalde de Haría esgrimió para amenazar con desahucio administrativo (capacidad local regulada en  el art.4.1.f) Ley 7/1985  y art. 120 y 122 RBEL de 1986), aclarar que Haría  no lo  puede  ejercitar, porque el ficticio  Contrato, según la doctrina, tiene que ser invalidado antes por un Tribunal y lo que no existe (nunca se formalizó),  no tiene vida y por ello es imposible anularlo.

Nace www.noticiasdelanzarote.com

Nos queda la palabraEl periodismo digital en España nació en el año 1994 con una revista valenciana, El Temps. Los más renombrados se irían animando paulatinamente, llegando a la red en el año 1996 nombres como el Abc, El Mundo.es y, coincidiendo con su vigésimo aniversario, El País.

Pág. 52 de 52