lunes 20 de agosto del 2018

Diseño Web Pyndoo

Está en: Municipios / San Bartolomé / Marcial Martín, pregonero de lujo para abrir oficialmente los festejos patronales de San Bartolomé

Marcial Martín, pregonero de lujo para abrir oficialmente los festejos patronales de San Bartolomé

Aunque han arrancado los torneos de cartas y bola como en cada edición de los festejos, con lleno total cada noche, el acto que abre oficialmente los festejos es la lectura del pregón, celebrada la noche del viernes, 10 de agosto en el Teatro Municipal.

La alcaldesa, María Dolores Corujo, abrió el acto, convidando a la alegría y compartir a través de la programación prevista con amigos, vecindad y familiares espacios de ocio y alegría.

Añadió sobre el acto de lectura del pregón “cada pregón añade datos nuevos a nuestro archivo y nos abre la memoria a algo que nos pasó desapercibido, algo que simplemente nos permite conocer el lado más humano o creativo del pregonero/a o la historia de este pueblo, desde este acto, que ensalza la tradición oral”.

…”Nunca se viene de vuelta, nunca se ha terminado de hacer todo. Siempre queda algo, o mejor dicho, bastante por hacer y por decir”, fueron palabras dedicadas a Marcial Martín, pregonero de las fiestas patronales de San Bartolomé, al que dedicó entrañables y sentidas palabras en la que destacó la relación personal que les une, la faceta política y trayectoria laboral “en la que pudiste trabajar codo con codo con Manrique, o Soto en esos incipientes centros.

Antes de cederle la palabra le dio las gracias públicamente por “la apuesta por la renovación y la juventud, y que hoy podamos estar sentados juntos varias generaciones que hemos querido aportar a San Bartolomé otra manera de hacer política, cediendo así la palabra al que fuera compañero de corporación, ahora de partido pero sobre todo, a su amigo y maestro, Marcial Martín.

Marcial Martín Bermúdez, fue el encargado de hacer los honores y abrir los festejos patronales, del que destaca su trayectoria profesional ejercida durante décadas como director de la Red de Centros de Arte, Cultura y Turismo del Cabildo de Lanzarote desde la creación de los centros trabajando en estrecha colaboración con César Manrique y Jesús Soto. También fue alcalde San Bartolomé, además de parlamentario, director insular de la Administración del Estado en Lanzarote, y concejal no sólo en San Bartolomé, sino también en Arrecife, dio un sencillo pregón cargado de contenido, recuerdos y con una reflexión sobre el futuro.

Marcial Martín destacó en su pregón, “esa infancia en el pueblo de Güime, de donde procedía mi familia materna, conserva para mí el sabor de la niñez, que es ese espacio en el que vivimos siempre, a pesar de la existencia misma, del viaje, de las arrugas…

¿Quién no atesora una colección de colores, aromas y recuerdos de los primeros años, grabados de manera indeleble en la memoria? Tiempos en los que la vida corría veloz, plena de nuevas experiencias, en los que la curiosidad hambrienta no terminaba nunca de ser saciada, en los que el futuro se abría ante nosotros inabarcable, cargado de expectativas.

Parafraseando al poeta, diré que mi infancia son recuerdos de los campos de Güime y San Bartolomé, donde las cosechas favorables ofrecían lustrosos tomates, sandías, melones y batatas. Mi abuela Eugenia, que ocupa un lugar protagonista en mis recuerdos infantiles, dirigía firme mis pasos por el jable y, como supe después, por la vida, porque ella decidió que no me embarcara a los diez años para aprender el oficio de la pesca”.

Palabras llenas de amor hacia su abuela “siempre he creído que mi abuela Eugenia guarda en su seno amoroso el alma de todas las mujeres de San Bartolomé de aquellos tiempos previos al turismo: esforzadas, honestas, dedicadas a la familia, de palabra exacta y silencios largos, con una inteligencia desplegada en pocos gestos de gran impacto sobre su prole. Todos los homenajes que les realicemos serán pocos para mostrar la admiración y el respeto ante el valor, la paciencia y la sensibilidad sin fin de nuestras madres, abuelas, tías y vecinas”.

Relató su aprendizaje vital, el amor a la tierra que nace desde la infancia, el primer contacto con la muerte, brindó un tributo a la mujer de esta tierra, habló sobre valores y sabiduría, pero también de los festejos de antaño y sus recuerdos entrañables a caballo entre San Bartolomé y Arrecife.

“Quiero recordar la sensación impresa en mi memoria de que San Bartolomé era un pueblo especial, que se vestía de limpio los domingos para acudir a la iglesia. Chalecos bajo la chaqueta, corbata y zapatos negros embetunados y brillantes eran habituales en los días festivos entre los hombres. También las mujeres se engalanaban y reclamaban a sus pequeños que no se mancharan”.

El futuro también estuvo presente: “¡Cómo han corrido los años desde entonces hasta hoy!

¿Qué niño de aquel entonces hubiera podido imaginar el Lanzarote de hoy, con su aeropuerto triplicado, sus hoteles y apartamentos y sus millones de turistas? ¿Hubiera anticipado mi clarividente abuela la remota posibilidad del abandono de las tierras de cultivo, o mi padre la realidad de un sector pesquero herido de muerte?.

¿Progreso o ignorancia? ¿Imprudencia o desarrollo? Es difícil evaluar con neutralidad y distancia el tiempo recorrido. La isla siguió la estela de otros territorios similares, salió de la pobreza económica, dejó atrás las hambrunas y se instaló en la bonanza”.

Concluyó: “Desde esta posición de privilegio que me otorga mi calidad de pregonero de las fiestas patronales, les pido que miren al futuro como quien mira al pasado, con ojos de niño, con esperanza y optimismo, confiados en que la solución se encuentra siempre, en nuestras manos”. Y para cerrar este pregón leyó unos pocos versos de si cosecha, fruto del amor por esta tierra y del respeto profundo que le inspiran sus gentes.

La alcaldesa, le entregó un detalle como recuerdo de este acto, acompañada por la concejal de festejos, María Dolores Fernández y Corporación Municipal. Una vez concluyó la lectura del pregón se procedió a conocer el fallo del jurado del XVII Concurso de Fotografía Histórica de San Bartolomé “Tiempos Vividos”, quedando en esta velada abierta al público la exposición en la entrada del Teatro, pudiendo visitarse durante los festejos de 8.00 a 14.00 horas de lunes a viernes.

La música siempre tiene protagonismo en este acto, y esta vez la cantante lanzaroteña Beni Ferrer, se transformó sobre el escenario, dando forma a temas de su disco “Viento”, acompañada por Yosán Pereda y Alejandro Rodríguez ambos en la guitarra, Álex Jiménez en la batería, y en los coros Mariola Ferrer y Eva Díaz. Buena puesta en escena y concierto muy aplaudido.

Viento es un proyecto con composiciones originales que combinan vanguardia, innovación y tradición cuyos textos y temáticas hacen referencia al viento, como alma sonora, como movimiento, como hilo con el que se teje el pasado y el futuro. A la vez el viento tiene voz de mujer, por eso el disco y sus conciertos son un tributo a la mujer (madre, tierra, lamento), a la que se reivindica desde la estética de la voz. Porque la voz es viento y mostró todo su potencial en el exitoso recital ofrecido.

Una noche que tuvo de todo, un pregón que trasladó a tiempos pasados pero con la mirada en el futuro, la fotografía, que permite poner imagen a generaciones de vecinos y vecinas que forman parte de la historia de este municipio y la música con esta lanzaroteña, Beni Ferrer, que como el viento deja ese halo de frescura y movimiento constante mezclado con ese amor por la interpretación.

Citar este artículo en tu web o blog

Para crear un enlace apuntando a este artículo en tu web,
copia y pega el texto siguiente en tu página.




Previsualización:


Noticias de Lanzarote agradece su atención